suelo pélvico



Y SUS FUNCIONES



El suelo pélvico agrupa un conjunto de músculos, fascia y ligamentos situados en la parte inferior de la cavidad abdominal; Las estructuras del suelo pélvico están presentes tanto en hombres como mujeres y su buen o mal estado altera directramenta a algunas de las funciones básicas del ser humano.





El suelo pélvico tiene cuatro funciones:


1. Función de sostén: es lo suficientemente tenso para mantener a los órganos pélvicos en su lugar sin riesgo de descenso o caída.


2. Función de continencia: tiene la suficiente conciencia para mantener la tensión muscular al momento de contener gases, heces u orina, y a su vez, relajar en el momento que la persona decía realizar dichas funciones.


3. Funcion sexual: es lo suficientemente tenso en el caso de hombre para mantener la erección y en la mujer percibir relaciones sexuales placenteras, así como en mujeres permite la expansión vaginal para el paso de el pene en el coito asegurando que no exista dolor.


4. Función reproductiva: exclusivo de la mujer, capaz de permitir el paso del bebé por el canal vaginal en el nacimiento.


DISFUNCIÓN DEL SUELO PÉLVICO: Cualquier alteración que intervenga con alguna de las cuatro funciones del suelo pélvico.



SÍNTOMAS DE DISFUNCIÓN

En sus inicios los síntomas de una disfunción del suelo pélvico nos pasan desapercibidos hasta que llega un punto en que comienzan a intensificarse y a afectar nuestra calidad de vida.


Desgraciadamente ésta falta de reconocimiento oportuno se debe en gran medida a las barreras sociales y culturales que se han creado alrededor de la zona pélvica tanto para hombres como mujeres.

Es difícil identificar una disfunción en sus inicios si no se tiene un correcto conocimiento de la zona así como la apertura para reconocer el área como lo que es: una parte más de nuestro cuerpo.




FACTORES DE RIESGO

Aunque las disfunciones de suelo pélvico se pueden dar en cualquier adulto, es más frecuente en adultos mayores a 50 años, mujeres entre 23-60 años, atletas de alto rendimiento y personas con obesidad.


Algunas situaciones que pueden poner en riesgo el suelo pélvico son:

• Embarazo

• Multiples partos

• Menopausia

• Prostatectomía

• Estreñimiento

• Tratamiento por radiación en la pelvis

• Descoordinación respiratoria

• Cicatrices en la zona abdominal o perineal

• Actividades que impliquen saltos verticales

• Uso prolongado de fajas


Es de vital importancia reconocer para prevenir, no es una parte aislada de nuestro cuerpo ni está presente sólo en algunas personas, el funcionamiento de cada persona varía según su actividad y el concoimiento es clave para la prevención de disfunciones.


saludos. Fisioterapeuta Kattya Meza.